Cómo hacer más eficiente mi consulta médica

Las consultas médicas en la actualidad enfrentan más desafíos que nunca. Desde aumentar la satisfacción de sus pacientes, hasta escoger e implementar las mejores tecnologías disponibles, las que son capaces de cambiar la forma en la que los profesionales médicos afrontan cada desafío, mejorando también la experiencia del paciente con beneficios a largo plazo.

Una buena experiencia para el paciente es posible únicamente en una consulta organizada. Los profesionales médicos tienen tareas que necesitan ser completadas, procesadas y deben ser seguidas. La manera en la que estas tareas y las personas fluyen en conjunto, impacta directamente la experiencia del paciente. La eficiencia baja una vez que estas tareas se desorganizan, desperdiciando el tiempo de todos los involucrados.

A continuación, dejamos cuatro formas en las que se puede mejorar la eficiencia en la consulta médica:

1- Mapear el viaje del paciente.

Esto se refiere al set de posibles eventos y escenarios, de principio a fin, que el paciente experimenta. Se debe determinar cómo interactuar con cada paciente desde que entra a la consulta hasta que se retira. También pensar en qué procesos se toman cuando hay un paciente que regresa. Este ejercicio entrega una mirada a cómo los procesos funcionan, así como identificar áreas que puedan ser ajustadas para mejorar la experiencia del paciente.

2- Dar autonomía a los pacientes.

Dejar algunos trámites en las manos de los pacientes le da al personal de la consulta más tiempo para enfocarse en otras tareas. Algunos ítems que el paciente puede hacer por sí mismo son:

  • Agendar sus horas médicas
  • Descargar sus exámenes e información médica
  • Recibir recordatorios y notificaciones por SMS, mail, etc.

3- Irse a la nube.

Trasladar los procesos a sistemas automatizados para las fichas de pacientes y su información, puede liberar tiempo valioso para la consulta, además de mejorar la productividad. Adicionalmente, estos sistemas ahorran costos a la consulta.

4- Automatizar.

Automatizar tareas simples con tecnología facilita la labor de los profesionales, pudiendo trabajar más rápido y mejorar la eficiencia. Algunas tareas que se pueden automatizar son:

  • Recetas y órdenes médicas
  • Recordatorios para los pacientes
  • Horarios del personal
Like this entrada

Agregar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*